RSS

Archivo de la categoría: Tecnología

¿Cuánto debo ganar por hora como freelance para ser rentable?

[Tiempo estimado de lectura: 3.13 min]

Habitualmente, en los grupos de traductores e intérpretes en las redes sociales, vemos muchas consultas sobre las (miserables) tarifas que ofrecen gran parte de las agencias de traducción y suele surgir un fuerte debate entre aquellos que las aceptan porque tienen gastos mínimos y los que creemos que, independientemente de los gastos que tengamos, las tarifas deben tener un promedio general que dignifique la profesión.

No me voy a meter en la discusión de las tarifas ahora, pero aquí surge una cuestión importante relacionada con una gran duda que tenemos todos los traductores independientes: con todos los gastos fijos que tengo por mes, ¿cuánto tengo que ganar por hora para lograr rentabilidad? Los que tienen estos números bien claros saben que jamás se puede ser rentable si traducimos por ARS 0,15 la palabra y que jamás se puede ser buen traductor si tenemos que traducir 10.000 palabras por día para obtener rentabilidad con esa tarifa.

Sin embargo, muchos desconocemos cuál es el valor exacto que debería tener nuestra hora para poder ser rentable en relación con los objetivos profesionales que tengamos en vista. Por eso, para sacarnos esta duda, podemos usar la Calculadora Freelance creada en España por Laura López, diseñadora gráfica y web que ideó esta herramienta para los autónomos del diseño gráfico, la programación, la traducción y demás profesiones afines.

Calculadora freelance

El sitio web tiene un diseño sencillo y muy atractivo, que solo permite hacer cuentas en euros, pero eso es lo menos importante. Podemos poner los valores como si fueran en pesos (como veremos en el ejemplo de más abajo) o bien ponerlos en euros y tomar como referencia un valor de EUR 1 = ARS 10 (sí, somos generosos).

Cómo hacer el cálculo

Para el ejemplo que vamos a ver en esta nota, vamos a hacer el cálculo como si el valor resultante fuera en pesos. Vamos paso por paso.

1. Jornada laboral. Lo primero que debemos hacer en la calculadora es poner cuántas horas trabajamos por día y cuántos días a la semana. Sabemos que este un cálculo difícil de hacer porque no solemos tener una jornada laboral normal, pero supongamos que queremos ser normales, así que pusimos 8 horas al día, 5 días a la semana.

2. Sueldo mensual. Aquí debemos poner el monto que queremos ganar en mano todos los meses. Pusimos un sueldo más que aceptable para un traductor profesional: ARS 12.000 por mes (tengan presente que este monto será lo que recibamos en mano y se tendrán en cuenta los gastos fijos por encima de este valor).

3. Vacaciones y feriados. Ahora, debemos poner cuántos días de vacaciones queremos tomarnos al año. Ya que somos profesionales que merecen un buen descanso mental, vamos a poner 21 días de vacaciones y 10 días de feriados al año. En 2014, en Argentina tendremos 14 feriados, pero los traductores no siempre dormimos todo el día cuando es feriado, ¿verdad?

4. Días de inactividad. En este siguiente campo, debemos poner la cantidad de días que creemos que vamos a estar enfermos o que no podremos trabajar. Esto será muy variable porque estamos aquellos que no solemos enfermarnos mucho (por ahora, al menos) y están los que sucumben al resfrío luego del primer fresquete. Para hacer un cálculo creíble, pusimos 10 días (de última, si no se enferman, pueden usar los días para ir al cine).

5. Tiempo muerto. En el quinto campo, debemos poner qué porcentaje de nuestro tiempo usamos para enviar presupuestos, CV, tener reuniones y demás; es decir, el tiempo en el que no estamos traduciendo. La web nos sugiere un 30 por ciento, así que tomamos su sugerencia.

6. Gastos fijos. Aquí viene la opción que puede ser más variable entre los profesionales y que puede provocar grandes cambios a la tarifa por hora final que queremos obtener. No obstante, para este ejemplo, usamos datos que se asemejen a la realidad de la media. Para alquiler (esto también cuenta como préstamo hipotecario o demás), pusimos ARS 3500; en servicios (ABL, luz, agua, gas y demás), ARS 1000; en autónomos, debemos poner cuánto pagamos de AFIP e ingresos brutos —donde corresponda—, así que pusimos ARS 850 dado que consideraremos que debemos estar en categoría G; en otros, tendremos otro punto bastante variable dado que aquí entrarían diferentes gastos, como combustible, seguros o patentes para los que tienen autos, así que usamos ARS 1000.

7. Beneficio. En el último campo, debemos poner un porcentaje de beneficio para situaciones monetarias de emergencia, jubilación, ahorro o lo que sea que deseemos. Laura nos sugiere un 20 % para empezar, lo cual nos parece correcto.

proceso completo

Resultado final

La calculadora freelance nos indica que para ganar ARS 12.000 en mano, con los gastos que tenemos, debemos facturar ARS 19.765,08 al mes, lo cual nos da un valor por hora de 193,40 pesos argentinos.

resultado

¿Y cuál es la tarifa por palabra? Bueno, si consideramos que en ocho horas de trabajo podemos traducir 3000 palabras en muy buena calidad, estaríamos haciendo 375 palabras por hora lo que nos da un valor por palabra de ARS 0,52. Si hacemos el cálculo con 3500 palabras, la cuenta nos da un valor de ARS 0,44 por palabra. Si no tengo muchos gastos fijos por mes, el valor hora está cerca de los ARS 150 que, a 3000 palabras por día, me da una tarifa de ARS 0,40 por palabra. Esto demuestra —en parte— que, si me valoro como profesional, no tengo motivos para cobrar tarifas por palabra muy inferiores a esta última.

¿A ustedes cómo les dan las cuentas? Yo ya hice las mías, así que mejor termino la nota acá y me pongo a traducir.

Damián Santilli

 

Etiquetas: , ,

Format Factory, la máquina de conversión de archivos de audio, imagen y video

[Tiempo estimado de lectura: 1.28 min]

Hay tantas necesidades de tener una excelente herramienta de conversión de archivos como usos que podamos darles a las computadoras.

En el caso del universo de los traductores, este tipo de programas son obligatorios para todos los que nos dedicamos, por ejemplo, a la traducción audiovisual ya que muchas veces nuestro programa favorito para subtitular no admite ese formato de video o de audio que nuestro cliente nos pasó para trabajar.

Si bien existe una gran cantidad de software para este tipo de tareas (y también varios sitios web que realizan conversiones), mi favorito es el Format Factory. Este pequeño programita, totalmente gratuito, nos permite convertir casi todos los formatos más populares de audio, imagen y video,

Funciona de una forma muy sencilla. Lo primero que tenemos que hacer es ingresar a la sección de descargas de su sitio web y, luego de descargarlo, seguir los sencillos pasos para su instalación.

Una vez instalado, la interfaz del programa es esta:

Para hacer la conversión de un archivo, simplemente lo arrastramos y lo soltamos dentro del cuadro principal del programa. Cuando lo hagamos, nos aparecerá un listado con las opciones de conversión para ese archivo.

En el ejemplo que sigue abajo, convertiremos un archivo de video.

Como vemos, nos aparece una extensa lista de formatos para convertir. En este caso, es un archivo MOV, entonces podemos elegir convertirlo al formato que más nos interese. Los que usamos el Subtitle Workshop para la traducción audiovisual sabemos muy bien que el programa no admite archivos de video MOV. Entonces, vamos a convertir el archivo a formato MPG. También podría interesarnos convertir el archivo a formato WMV, si queremos editarlo fácilmente con el Windows Live Movie Maker.

En el listado de formatos que aparece en la imagen, también se puede observar el formato FLV, que es el de los videos en Flash. Es muy útil tener en esta herramienta la posibilidad de convertir videos en Flash a cualquier formato convencional de video.

Luego de seleccionar el formato, simplemente hacemos clic en [Iniciar] para comenzar con la conversión.

El archivo convertido se guardará en la carpeta que nosotros tengamos configura en el menú [Tarea], [Opción], [Carpeta de salida].

Otra alternativa: Handbrake

Para terminar con este post, les dejo también otra herramienta muy similar que es muy útil, el Handbrake. Para descargarlo, pueden hacer clic aquí para ir a su página oficial. La ventaja de este programita es que es de software libre y, a diferencia del poderoso Format Factory, este software solo es para conversión de video, aunque de muchos más formatos.

@D_Santilli

 
4 comentarios

Publicado por en enero 27, 2012 en Subtitulación, Tecnología

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

¿Cuál es el límite de la importancia de la tecnología?

[Tiempo de lectura estimado: 2.34 min]

Después de muchísimo tiempo, y de varios intentos fallidos, finalmente he decidido darle una tercera y última oportunidad a este proyecto que, por cuestiones de tiempo, se ha visto demorado en varias ocasiones.
Tradugeek es un blog, principalmente, de informática aplicada a la traducción, pero como buen geek, además, voy a escribir sobre tecnología en general. Y, como buen traductor, también pondré artículos sobre otros temas relacionados con la traducción ya que todos los profesionales de la lengua somos muy inquietos y tenemos intereses muy diversos, al mismo tiempo.

Como primer artículo de este año y de esta nueva etapa, voy a empezar con un análisis (muy breve) sobre una miniserie de televisión británica escrita por Charlie Brooker, el mismo de Dead Set, que tiene como hilo conductor, justamente, la tecnología. Se trata de Black Mirror.

Black Mirror consta de tres capítulos independientes. En el primero, secuestran a uno de los miembros de la casa real y, para liberarlo, le solicitan al primer ministro del Reino Unido que realice un acto bastante raro en televisión. El enfoque principal de este episodio está en las redes sociales, principalmente Twitter, y cómo una noticia humillante se intenta esconder, pero se vuelve imposible; «Fucking Internet», se lamenta el primer ministro. Los responsables del secuestro intentan dar un mensaje poderoso que nos dejará pensando más allá de los cuarenta minutos que dura el episodio.

The National Anthem

El segundo capítulo es un poquito más fantasioso que el primero. Black Mirror nos lleva a un mundo donde absolutamente todo pasa por lo virtual. Nuestro objetivo en la vida es hacer cosas que nos sirvan, como ejercitar o lavarnos los dientes, para ir sumando puntos y comprar nuevas cosas para nuestra vida, totalmente virtuales. ¿Puede ser una exageración? Quizás sí. Pero aunque lo sea, podría casi asegurar que hay muchos que ya están viviendo de forma muy parecida a lo que nos presenta este episodio.
Una de las cosas que más he notado últimamente es que siempre que vamos a un lugar, le contamos al mundo dónde estamos y con quién estamos, en vez de estar allí y de disfrutar del momento con las personas que nos acompañan.

15 Million Merits

Hoy en día ya es muy común ver mesas de un bar donde todos están con sus celulares contándoselo a sus amigos de Twitter y, cuando están con esos amigos, se lo cuentan a otros amigos de Twitter o Facebook. Más allá de lo fantasioso del episodio que, particularmente, no me gustó para nada, sí tenemos mucho que analizar sobre esta forma de vida, sobre todo, para que no se nos escape de las manos.
El último episodio fue el que más me traumó. En este, la miniserie nos lleva a un mundo en donde tenemos un chip instalado en la cabeza que nos permite grabar absolutamente todos los momentos que vivimos para después repasarlos en nuestras cabezas o en pantallas transparentes que están por todos lados, ¡hasta en el taxi!

The Entire History of You

¿Se imaginan poder revivir cada segundo de nuestras vidas? Sería genial para poder repasar esos momentos que nos hicieron infinitamente felices. Pero seamos realistas, todos sabemos que los que más vamos a repetir una y otra vez son los que nos pusieron muy tristes.

Si bien la continuidad del capítulo, después de ponernos en ese futuro no tan loco, es bastante trillada, se vuelve muy poderosa. Y, por lejos, es el mejor de los tres.

Les recomiendo mucho ver estos tres episodios, sobre todo si son fanáticos de las series. En mi caso, me hizo llevar a pensar cuál es el límite de la importancia de la tecnología. Todos los capítulos futurísticos nos muestran un universo completamente nuevo en el que, en la mayoría de los casos, no sabemos cómo usar para nuestro beneficio la tecnología, y esta termina dominándonos por completo.

En este nuevo mundo que cambia casi todos los meses, ¿cómo hacer para que la tecnología sea un beneficio y no termine apoderándose de nosotros? En este blog, vamos a tratar de responder a esta pregunta y, para ello, vamos a conocer muchísimas herramientas tecnológicas y trataremos de no olvidar que la tecnología tiene que estar a nuestro servicio para tener más tiempo extra e invertirlo en otras cosas, lo más lejos posible de todo dispositivo electrónico. Nos leemos.

@D_Santilli

 
2 comentarios

Publicado por en enero 3, 2012 en Informática, Tecnología

 

Etiquetas: , , , , , ,