RSS

Archivo de la categoría: Software en cinco pasos

Software en cinco pasos: ApSic XBench

[Tiempo estimado de lectura: 4.11 min]

ApSic XBench es una herramienta muy completa y fácil de utilizar que nos servirá para realizar diferentes tareas de control de calidad de las traducciones que hagamos con memorias de traducción (trabaja con gran cantidad de programas, entre ellos, Trados, Wordfast, SDLX, Logoport y otros). A continuación, veremos en cinco pasos cómo usar la herramienta para hacer el control de calidad básico (verificación de segmentos sin traducir, búsqueda de dobles espacios, búsqueda de segmentos source o target que tengan diferentes traducciones, errores de números o etiquetas, y demás). Además, veremos cómo crear un glosario para revisar que no se nos escape ningún termino a la hora de corregir o traducir.

Paso 1. Crear un proyecto.

Paso 2. Cargar los archivos que serán parte del proyecto.

Para crear un archivo de glosario, lo único que tenemos que hacer es abrir el [Bloc de Notas] y crear un archivo nuevo. Para generar los términos que serán incluidos en el glosario, tenemos que empezar a crear el documento con la palabra en el idioma origen, luego colocar una tabulación [Tecla TAB] y luego colocar la traducción. Acto seguido, damos [ENTER] y seguimos incorporando términos.

Paso 3. Realizar la verificación de errores.

Paso 4. Corregir los documentos bilingües.

Paso 5. Exportar los resultados.

Obviamente, ApSic XBench es mucho más que lo que acabamos de explicar, dado que se pueden crear listas de verificación para revisar errores comunes, memorias de traducción para comparación o búsquedas terminológicas, pero esta nota sirve como punto de partida para comenzar a usar la herramienta e ir descubriendo las otras maravillas que oculta.

Damián Santilli

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , ,

ApSic Comparator: comparación de documentos bilingües traducidos y corregidos

[Tiempo estimado de lectura: 1.48 min]

Además de mi trabajo como subtitulador y traductor, suelo trabajar en corrección de traducciones, y la herramienta que les voy a dejar hoy es una de las principales a la hora de redondear un buen trabajo de traductor-corrector.

Si bien en muchos casos no nos piden un documento comparado con nuestras correcciones, siempre es muy útil enviar un archivo que refleje los cambios que se hayan hecho. A mi entender, esto da un toque profesional extra. ApSic Comparator es una herramienta que nos permite tomar dos documentos bilingües (uno traducido y el otro corregido) y generar a partir de ellos un archivo HTM que refleje todos los cambios. La ventaja principal de esta herramienta es que nos deja comparar documentos de Trados Tag Editor, bilingües de Microsoft Word (documentos con la versión original y con la versión traducida en el mismo documento) y archivos de SDLX.

Lo primero que tenemos que hacer es ingresar a la página de ApSic y dirigirnos a la sección de descarga del ApSic Comparator. El software es gratuito y ocupa muy poquito espacio.

Una vez que lo tenemos instalado en nuestra máquina, lo ejecutamos y veremos que la interfaz es muy sencilla:

En esta pantalla, vamos a hacer clic en el botón [Add] y vamos a buscar en nuestra computadora los archivos ya corregidos; es decir, los documentos bilingües que ya hemos editado en Trados o SDLX.

Luego de haber cargado los archivos, hacemos clic en [Next] y pasamos al segundo paso de esta herramienta.

En la opción [Base Directory of Reviewed Files], aparecerá el directorio que seleccionamos anteriormente y que tenía los archivos ya revisados. En el segundo campo, [Base Directory of Unreviewed Files], tenemos que seleccionar el directorio donde se encuentran los archivos originales que recibimos para corregir. En el tercer campo, [Result File], el programa me indica dónde guardará el archivo comparado final. En esta instancia, podemos cambiarle el nombre al archivo HTM que va a generar el programa (el nombre predeterminado es «apcomp.htm»). Una vez definidos todos estos pasos, hacemos clic en [Start] para que el programa nos genere el archivo comparado.

Si todo sale bien, nos aparecerá el mensaje [Comparison finished succesfully]. Aquí mismo podemos hacer clic en [Open Result File] para ver el archivo comparado o podemos hacer clic en [Done] e ir directamente a la carpeta donde guardamos el archivo HTM y verlo desde ahí. El archivo comparado debería verse más o menos así:

El archivo que nos genera el ApSic Comparator se puede editar con Microsoft Excel. Entonces, si es necesario, podemos agregar algunos comentarios sobre las correcciones en el campo [Comments] que nos genera automáticamente el software.

Ahora solo nos resta enviarle a nuestro cliente el archivo comparado que acabamos de generar junto con los archivos corregidos y habremos completado un trabajo muy profesional. Como aclaración final, quisiera decir que, en mi caso personal, no suelo enviar siempre el archivo comparado, solo en ocasiones donde he corregido muchísimas cosas o donde estoy trabajando con colegas que son nuevos en los proyectos que me toca corregirles. Pero si estamos trabajando por primera vez con un cliente, enviar el documento comparado que refleje nuestro trabajo es una muy buena idea.

@D_Santilli

 

Etiquetas: , , , , ,

Software en cinco pasos: Subtitle Workshop

[Tiempo estimado de lectura: 3.48 min]

Hoy vamos a inaugurar una sección en este supernuevito blog: Software (para traductores) en cinco pasos. Hay una gran cantidad de programas muy útiles que son muy fáciles de usar y que, a menudo, no los usamos porque no sabemos cómo usarlos o porque, directamente, no sabemos que existen. Así que, en esta sección del blog, vamos a ir viendo algunos de esos programas.

Para empezar, se me ocurrió hablar del programa líder para subtitulación: Subtitle Workshop. Como me dedico a la traducción audiovisual, habitualmente suelo recibir consultas sobre cómo se trabaja en este campo, y la realidad es que, si queremos dedicarnos a esto, no podemos hacer otra cosa más que aprender a usar este maravilloso programa.

Antes de empezar con los cinco pasos, vamos a descargar el programa. Lo podemos encontrar en el sitio oficial de Urusoft, la empresa que lo distribuye. Allí vamos a ver la versión 2.51 y también la beta de la versión 4. Este minitutorial es para la versión 2.51, ya que en su momento probé la 4 y no me gustó para nada, y la 2.51 es la que uso a diario para trabajar.

Paso 1. Abrir el video. Cuando abrimos el Subtitle Workshop, vemos que este tiene una división. La parte de arriba (todo negro) es el espacio donde cargaremos la película, y la parte de abajo es donde haremos los subtítulos. La primera vez que ejecutamos el programa, la parte negra no está visible; para habilitarla, vamos al menú [Movie] y hacemos clic en [Video Preview Mode]. Una vez que ya tenemos todo bien, vamos al primer paso que es cargar la película. Nuevamente hacemos clic en [Movie] y allí vamos a [Open]. (Este tutorial está hecho con las opciones en inglés, pero podemos cambiar el idioma desde Settings > Language).

Paso 2. Crear el archivo de subtítulo. Una vez que tenemos el video abierto, tenemos que crear el archivo de subtítulo sobre el que vamos a trabajar. Para hacerlo, vamos a File > New Subtitle. Una vez que hacemos esto, vamos a notar que en la parte de abajo se crea una línea con el número 1. Esto quiere decir que ese será el primer subtítulo. Para crearlo, simplemente tenemos que pararnos en la caja de texto que está abajo (que es donde pasa toda la acción) y empezar a crear nuestro primer subtítulo.

Paso 3. Progreso de la traducción. La dinámica de trabajo del Subtitle Workshop es muy sencilla. Con algunos simples atajos vamos controlando el avance del video (cosa que también podemos hacer con la barra de botones de control de video que está debajo de la caja de video) y en la caja de texto de abajo de todo vamos cargando la traducción, subtítulo por subtítulo. Para crear un subtítulo nuevo (es decir, para pasar de 1 a 2 y así sucesivamente), vamos a Edit > Insert Subtitle.

En resumen, cargamos el video, generamos un subtítulo nuevo, vamos avanzando con el video con los controles del programa y vamos generando líneas nuevas de subtítulo con la opción Edit > Insert Subtitle, y así hasta terminar el video y, por consiguiente, nuestra traducción.

Paso 4. Temporizar. Una de las desventajas (la única) que tiene el Subtitle Workshop es que la opción de temporizado (es decir, indicar en qué momento aparecen y desaparecen los subtítulos en pantalla) no es muy buena. No obstante, en general, el traductor no se encarga del proceso de temporizado, así que esto no debería importarnos mucho, pero, en ciertas ocasiones, sobre todo cuando traducimos videos para empresas, es importante saber cómo temporizar para poder generar un archivo de subtítulo que vaya perfecto con el video.

En este programa, para temporizar, tenemos que pararnos en el subtítulo, por ejemplo, en el subtítulo 1, y detener el video en el momento exacto en el que queremos que ese subtítulo aparezca en pantalla. Una vez hecho esto, vamos a Movie > Subtitles > Set start time. Luego, reanudamos el video y lo volvemos a parar en donde queremos que desaparezca el subtítulo y vamos a Movie > Subtitles > Set final time. Esto puede parecer bastante complejo, pero es un proceso muy mecánico que se hace directamente con los atajos de teclado (que veremos más abajo).

Resumimos una vez más: cargamos el video, generamos un archivo de subtítulo, vamos traduciendo y, luego de terminar, recomenzamos el video e iniciamos el proceso de temporización. Con estos pasos, terminamos el trabajo.

Paso 5. Generar el archivo final. Una vez terminada la traducción, vamos al menú File > Save y nos aparecerá una ventana emergente en la que el programa nos muestra todos los formatos de archivos en los que nos permite guardar. El estándar es el .SRT, pero cada cliente puede tener diferentes preferencias.

Si bien este puede ser el paso final, es muy recomendable hacer esto luego de crear el archivo (File > New subtitle) e ir grabando desde File > Save a medida que vamos traduciendo ya que como todo se maneja desde atajos de teclado, es probable que en algún momento toquemos algo que no queramos tocar y cerremos el programa sin guardar (me ha pasado y más de una vez).

Otra opción muy interesante que tiene Subtitle Workshop para guardar los archivos es la de guardarlos directamente como archivos de Microsoft Word. Para ello, una vez que terminamos el trabajo, en esta misma opción, vamos a hacer clic en [Custom format]. Esto nos abrirá una ventana nueva que tiene que tener esta información:

Una vez que la pantalla emergente que se nos abrió se ve tal cual como en la imagen de arriba, hacemos clic en Save! y guardamos la traducción como .DOC. Cuando abramos el documento, vamos a notar que el formato es un poco raro; para solucionar esto, hacemos un Buscar y reemplazar, y reemplazamos «|» por «^p». Esto hará que el archivo de Word se vea como un documento de subtítulo perfecto. La opción de convertir a Word se puede usar para pasar el corrector ortográfico o para entregar la traducción en formato .DOC ya que muchos clientes no necesitan un archivo de subtítulo específico dado que, para el proceso de temporización (que no lo hacemos nosotros), se le entrega al temporizador un archivo de Word común y corriente.

Atajos en Subtitle Workshop

La clave para tener éxito al traducir con Subtitle Workshop es conocerse de memoria los atajos de teclado ya que no haremos casi nada desde las opciones del menú. Estos son los atajos más usados:

Grabar: CTRL + S

Insertar nueva línea de subtítulo: tecla Insert

Play/Pause del video: CTRL + barra espaciadora

Retroceder 5 segundos el video: CTRL + flecha a la izquierda

Avanzar 5 segundos el video: CTRL + flecha a la derecha

Unir subtítulos: CTRL + J (primero seleccionar los dos o más subtítulos que queremos unir)

Fijar tiempo inicial de subtítulo (temporizar): ALT + C

Fijar tiempo final de subtítulo (temporizado): ALT + V

Damián Santilli

 

Etiquetas: , , , ,