RSS

Archivo de la categoría: Internet

¿Cuánto debo ganar por hora como freelance para ser rentable?

[Tiempo estimado de lectura: 3.13 min]

Habitualmente, en los grupos de traductores e intérpretes en las redes sociales, vemos muchas consultas sobre las (miserables) tarifas que ofrecen gran parte de las agencias de traducción y suele surgir un fuerte debate entre aquellos que las aceptan porque tienen gastos mínimos y los que creemos que, independientemente de los gastos que tengamos, las tarifas deben tener un promedio general que dignifique la profesión.

No me voy a meter en la discusión de las tarifas ahora, pero aquí surge una cuestión importante relacionada con una gran duda que tenemos todos los traductores independientes: con todos los gastos fijos que tengo por mes, ¿cuánto tengo que ganar por hora para lograr rentabilidad? Los que tienen estos números bien claros saben que jamás se puede ser rentable si traducimos por ARS 0,15 la palabra y que jamás se puede ser buen traductor si tenemos que traducir 10.000 palabras por día para obtener rentabilidad con esa tarifa.

Sin embargo, muchos desconocemos cuál es el valor exacto que debería tener nuestra hora para poder ser rentable en relación con los objetivos profesionales que tengamos en vista. Por eso, para sacarnos esta duda, podemos usar la Calculadora Freelance creada en España por Laura López, diseñadora gráfica y web que ideó esta herramienta para los autónomos del diseño gráfico, la programación, la traducción y demás profesiones afines.

Calculadora freelance

El sitio web tiene un diseño sencillo y muy atractivo, que solo permite hacer cuentas en euros, pero eso es lo menos importante. Podemos poner los valores como si fueran en pesos (como veremos en el ejemplo de más abajo) o bien ponerlos en euros y tomar como referencia un valor de EUR 1 = ARS 10 (sí, somos generosos).

Cómo hacer el cálculo

Para el ejemplo que vamos a ver en esta nota, vamos a hacer el cálculo como si el valor resultante fuera en pesos. Vamos paso por paso.

1. Jornada laboral. Lo primero que debemos hacer en la calculadora es poner cuántas horas trabajamos por día y cuántos días a la semana. Sabemos que este un cálculo difícil de hacer porque no solemos tener una jornada laboral normal, pero supongamos que queremos ser normales, así que pusimos 8 horas al día, 5 días a la semana.

2. Sueldo mensual. Aquí debemos poner el monto que queremos ganar en mano todos los meses. Pusimos un sueldo más que aceptable para un traductor profesional: ARS 12.000 por mes (tengan presente que este monto será lo que recibamos en mano y se tendrán en cuenta los gastos fijos por encima de este valor).

3. Vacaciones y feriados. Ahora, debemos poner cuántos días de vacaciones queremos tomarnos al año. Ya que somos profesionales que merecen un buen descanso mental, vamos a poner 21 días de vacaciones y 10 días de feriados al año. En 2014, en Argentina tendremos 14 feriados, pero los traductores no siempre dormimos todo el día cuando es feriado, ¿verdad?

4. Días de inactividad. En este siguiente campo, debemos poner la cantidad de días que creemos que vamos a estar enfermos o que no podremos trabajar. Esto será muy variable porque estamos aquellos que no solemos enfermarnos mucho (por ahora, al menos) y están los que sucumben al resfrío luego del primer fresquete. Para hacer un cálculo creíble, pusimos 10 días (de última, si no se enferman, pueden usar los días para ir al cine).

5. Tiempo muerto. En el quinto campo, debemos poner qué porcentaje de nuestro tiempo usamos para enviar presupuestos, CV, tener reuniones y demás; es decir, el tiempo en el que no estamos traduciendo. La web nos sugiere un 30 por ciento, así que tomamos su sugerencia.

6. Gastos fijos. Aquí viene la opción que puede ser más variable entre los profesionales y que puede provocar grandes cambios a la tarifa por hora final que queremos obtener. No obstante, para este ejemplo, usamos datos que se asemejen a la realidad de la media. Para alquiler (esto también cuenta como préstamo hipotecario o demás), pusimos ARS 3500; en servicios (ABL, luz, agua, gas y demás), ARS 1000; en autónomos, debemos poner cuánto pagamos de AFIP e ingresos brutos —donde corresponda—, así que pusimos ARS 850 dado que consideraremos que debemos estar en categoría G; en otros, tendremos otro punto bastante variable dado que aquí entrarían diferentes gastos, como combustible, seguros o patentes para los que tienen autos, así que usamos ARS 1000.

7. Beneficio. En el último campo, debemos poner un porcentaje de beneficio para situaciones monetarias de emergencia, jubilación, ahorro o lo que sea que deseemos. Laura nos sugiere un 20 % para empezar, lo cual nos parece correcto.

proceso completo

Resultado final

La calculadora freelance nos indica que para ganar ARS 12.000 en mano, con los gastos que tenemos, debemos facturar ARS 19.765,08 al mes, lo cual nos da un valor por hora de 193,40 pesos argentinos.

resultado

¿Y cuál es la tarifa por palabra? Bueno, si consideramos que en ocho horas de trabajo podemos traducir 3000 palabras en muy buena calidad, estaríamos haciendo 375 palabras por hora lo que nos da un valor por palabra de ARS 0,52. Si hacemos el cálculo con 3500 palabras, la cuenta nos da un valor de ARS 0,44 por palabra. Si no tengo muchos gastos fijos por mes, el valor hora está cerca de los ARS 150 que, a 3000 palabras por día, me da una tarifa de ARS 0,40 por palabra. Esto demuestra —en parte— que, si me valoro como profesional, no tengo motivos para cobrar tarifas por palabra muy inferiores a esta última.

¿A ustedes cómo les dan las cuentas? Yo ya hice las mías, así que mejor termino la nota acá y me pongo a traducir.

Damián Santilli

 

Etiquetas: , ,

Abrir siempre los resultados de búsqueda de Google en una pestaña nueva

[Tiempo de lectura: 1.20 min]

Los traductores somos adictos a las búsquedas en Internet, principalmente dentro de Google. Pero esta adicción sumada a la velocidad —y al despiste y la curiosidad— puede hacer que, a veces, perdamos las búsquedas que hacemos porque vamos abriendo página tras página y nos dejamos olvidada esa primera búsqueda que hicimos en el monopólico buscador.

Obviamente, esto se puede solucionar si abrimos los resultados de búsqueda en una pestaña nueva y evitamos así perder la búsqueda original, pero el ritmo de nuestro trabajo hace que esto a veces sea un poco complejo.

Todos los navegadores tienen esta opción, ¿pero no sería más fácil hacerlo por defecto siempre? Sin dudas, esto nos evitaría que perdamos las búsquedas que hacemos para volver a la pantalla de resultados y seguir buscando más opciones.

Por suerte, en la configuración de búsqueda de Google, si iniciamos sesión con nuestra cuenta, podemos configurar la navegación para que todos los resultados se abran en una pestaña nueva.

Lo primero que tenemos que hacer es ir a la sección de Configuración de búsqueda que tenemos arriba a la derecha:

Una vez que estamos ahí, seleccionamos Abrir cada resultado en una ventana nueva de navegador y listo. Ahora sí, cada vez que busquemos algo y hacemos clic en un resultado, abriremos una pestaña nueva.

Y ya que estamos en esta sección, siempre es bueno recordar que podemos configurar Google para que nos muestre más de 10 resultados. Si tenemos desactivada la opción de Google Instant, podemos elegir cuántos resultados nos muestra en cada búsqueda: 10, 20, 30, 40, 50 o 100, lo cual es muy útil a la hora de investigar terminología.

Damián Santilli

[Vía LifeHacker y TechTástico]

 
15 comentarios

Publicado por en agosto 30, 2012 en Informática, Internet

 

Etiquetas: ,

Mi top 10 de software gratis para traductores

[Tiempo estimado de lectura: 7.20 min]

No hay dudas de que vivimos en la época de los pequeños dispositivos, como los smartphones o las tablets, y de que día a día nos sorprendemos con la salida de nuevas aplicaciones o servicios para ese tipo de medios. Pero como profesionales de la lengua, nuestra vieja y querida notebook o las grandiosas computadoras de escritorio nunca van a ser superadas como herramienta de trabajo (al menos, durante un par de años más). Y, en estos equipos, lo que necesitamos son programas, nada de gadgets, widgets, aplicaciones móviles o, incluso, aplicaciones en la nube. Necesitamos software. Y si es gratis, mejor. Por eso, en este artículo de Tradugeek, vamos a repasar mis 10 aplicaciones informáticas gratuitas favoritas para traductores.

10. OmegaT

Empiezo el listado nombrando al más socialista de todos los software libre, la memoria de traducción OmegaT. Este proyecto libre, localizado en más de 30 idiomas, se presenta como la alternativa perfecta para costosas herramientas de traducción como SDL Trados Studio o Wordfast.

Desarrollado con tecnología Java, el OmegaT funciona de forma independiente (no depende de procesadores de texto) y tiene todas las funciones que esperaríamos en una herramienta como esta. Por ejemplo, nos permite usar múltiples memorias de traducción y glosarios externos, cuenta con corrector ortográfico y admite una amplia variedad de archivos para traducir.

Una de sus principales ventajas es su compatibilidad con otras memorias de traducción líderes del mercado lo que permite que esta herramienta pueda llegar a reemplazar a cualquier otro software de administración de memorias de traducción que nos veamos obligados a usar para determinados proyectos.

Como debilidades, OmegaT cuenta con poquísima capacitación disponible para traductores y su interfaz puede no llegar a ser demasiado amigable. Otro problema es que incorpora por defecto el Google Translator y, si no desactivamos esta función, estaremos infringiendo la privacidad de nuestros clientes y enseñándole a traducir al gigante Google.

Para los que quieran conocer más sobre software libre, les recomiendo visitar el excelente blog de Silvia Flórez, Traducción y mundo libre, donde encontrarán muchísima más información sobre este tipo de programas. Allí mismo, pueden descargarse el Portable CAT, un paquete de aplicaciones libres portátiles para traductores realmente formidable.

9. ChangeTracker

En nuestra tarea diaria, es muy habitual que, además de ser traductores, seamos correctores. Y para terminar toda tarea de corrección realizada en cualquier memoria de traducción, siempre es importante generar un informe con todos los cambios realizados.

Change Tracker es una herramienta muy sencilla que nos permite generar un informe con todos los cambios que hayamos hecho a una traducción. Funciona de manera similar al ApSic Comparator ya que cumple una función muy sencilla: tomar un documento bilingüe y compararlo con su par corregido. La interfaz es muy intuitiva y fácil de usar, e incluso nos permite editar el informe realizado para incorporarle nuestros comentarios a las correcciones (como si estuviéramos haciéndolas en Microsoft Word).

8. PDF-XChange Viewer

Los archivos PDF están a la orden del día y las herramientas oficiales que nos ofrece Adobe para visualizar este tipo de documentos suelen ser mucho más lentas que todas las alternativas gratuitas que presenta el mercado.

PDF XChange Viewer es uno de los más rápidos lectores de PDF gratuitos que existen en el mercado por lo que hace que la tarea de visualizar estos documentos sea mucho más amena que de costumbre. Pero, además, este freeware incorpora diferentes funcionalidades que nos permiten hacer comentarios, resaltar texto, colocar sellos y muchas otras cosas más. Así, cuando nos toque revisar documentos de este tipo, no necesitaremos de ningún otro software de pago ya que esta herramienta tiene muy poco que envidiarle al Adobe Acrobat Professional.

7. HTTrack Website Copier

Otra de las tareas más comunes con las que solemos encontrarnos es la traducción de sitios web. Y siempre que surgen proyectos de este estilo en los que vemos poca colaboración por parte de nuestros clientes, se genera la duda de qué programa utilizar para descargar sitios web. HTTrack Website Copier es la solución a esos problemas.

Como vemos en la imagen de arriba, la interfaz de este programa es muy simple. Para usarlo, solo tenemos que indicarle una carpeta donde queremos que nos guarde el sitio web que descargará y luego colocar la dirección de la página que tendremos que traducir. Hecho esto, solo nos resta esperar que el programa descargue los archivos para comenzar a analizar nuestro proyecto de localización de sitios web.

Como bonus al puesto número siete, les dejo dos programas para realizar diferentes tareas de conteos de palabras que son muy útiles. El primero de ellos es FineCount, un contador de palabras de pago (pero que se vuelve gratis si logramos que diez amigos se lo descarguen) que nos permite analizar diferentes tipos de archivos a la vez y generar un presupuesto para nuestros clientes. El segundo es CATCount, una excelente herramienta que nos permite hacer el cálculo de cuántas palabras debemos cobrar efectivamente en un proyecto de traducción en el que nos aplican descuentos por repeticiones, coincidencias parciales y demás.

6. PhraseExpress

En el sexto puesto, aparece un grandioso programa del que ya hemos hablado en TradugeekPhraseExpress es un software de generación de autotexto que trabaja en segundo plano y nos permite generar textos largos (como el nombre de una organización o una firma para nuestros correos electrónicos) que luego podemos reproducir con un simple atajo de teclado o combinación de carácteres a nuestra elección en cualquier parte donde se encuentre nuestro cursor en el sistema operativo y necesitemos escribir (Word, Trados, Wordfast, Mozilla Firefox, donde sea).

En resumen, este software lleva la función de Autotexto que traen los procesadores de texto como Microsoft Word (o algunos programas de memorias de traducción como el mismísimo TagEditor) a toda nuestra computadora para poder facilitarnos ampliamente nuestro trabajo.

5. Dropbox

En este listado, no podía faltar una de mis herramientas favoritas desde hace un tiempo: Dropbox. Esta herramienta, que es muy conocida por todos, no puede faltar en ninguna computadora de profesionales traductores que se precien de tal.

Para los que no lo conocen, Dropbox es un sistema de almacenamiento en línea que nos brinda 2 GB de espacio gratis (aunque podemos aumentarlo hasta 16 GB mediante diferentes métodos) para almacenar en Internet toda la información que deseemos. Cuando lo instalamos, el software nos coloca una carpeta de documentos (My Dropbox) en nuestro escritorio y todo lo que coloquemos allí estará constantemente actualizado. Sí, cuando estemos traduciendo y apretemos en el botón Guardar, Dropbox detectará que el archivo se ha modificado y lo subirá a nuestra carpeta en la nube (siempre que tengamos conexión a Internet disponible, obviamente).

Como si esto no fuera suficiente, podemos usar nuestro usuario y contraseña de Dropbox para instalarlo en todas las computadoras o dispositivos que tengamos (smartphones, iPad, netbooks, tabletas) para así tener a mano siempre nuestros archivos.

Aquí aprovecho para hacer mención a la nueva invención del monopólico Google, el Google Drive que arranca con 5 GB de almacenamiento gratuito, entre otras virtudes.

4. IntelliWebSearch

En la cuarta ubicación de nuestro listado, aparece una herramienta gratuita no muy conocida, pero realmente muy buena. IntelliWebSearch es un software que nos permite cargar hasta 50 sitios web en los que habitualmente hagamos búsquedas terminológicas y abrir de a 10 al mismo tiempo cuando estemos luchando con algún término complicado de traducir.

Su interfaz es muy sencilla de personalizar y cuenta con la ventaja de que podemos accionarlo mediante la combinación de teclas CTRL + ALT + B. Podemos resaltar un término en nuestra traducción y, cuando apretemos ese atajo de teclado, se abrirá el programa con la frase ya puesta en la casilla de búsqueda y solo nos restará elegir alguno de los cinco grupos de 10 páginas que podemos configurar para que el programa las abra automáticamente a todas y realice la búsqueda.

Además de las ventajas descritas anteriormente, podemos mencionar el hecho de que este programa nos trae un listado enorme de sitios web de búsqueda terminológica para personalizar la herramienta. Por esto, además de configurarla con nuestras páginas favoritas, podemos conocer muchas otras.

3. Subtitle Workshop

Seguramente, este tercer puesto es cuestionable, pero como, al fin y al cabo, es mi listado de aplicaciones gratuitas para traductores, no puedo más que poner a este maravilloso programa en el podio.

No se imaginan la cantidad de personas que conozco que realizan sus traducciones de subtitulado en Microsoft Word con el video reproduciéndose en Windows Media Player. Parece insólito, pero muchos lo hacen. Claro está, la mayoría de los profesionales nos valemos de esta herramienta sensacional que facilita muchísimo la creación de subtítulos.

Hace unas semanas, escribí un instructivo sobre cómo utilizarlo en cinco sencillos pasos que pueden leer desde aquí.

Como bonus, les dejo a todos mis colegas subtituladores otra programita más: el FormatFactory. Este conversor de videos gratuito es uno de los mejores del mercado y nos permite convertir esos formatos con los que el Subtitle Workshop está peleado (como el MOV y el WMV) a los formatos que se llevan bien con esta excelente herramienta. Pueden leer la nota sobre el FormatFactory desde aquí.

2. ApSic XBench

En el puesto dos aparece una herramienta que, de no ser por mis caprichosos gustos, debería ser el puesto número uno. ApSic XBench es la mejor herramienta de control de calidad disponible en el mercado y, además, es gratis. Ni siquiera la herramienta de QA del costoso SDL Trados Studios 2011 llega a pisarle los talones.

Esta herramienta nos permite revisar textos bilingües que hayamos traducido con cualesquiera de las más conocidas memorias de traducción del mercado. Nos permite revisar cuestiones básicas de control de calidad como dobles espacios introducidos erróneamente, oraciones que hayan quedado sin traducir, oraciones fuente que se hayan traducido de diferente manera, oraciones fuente diferentes que se hayan traducido igual o errores numéricos, entre otras opciones.

Además, nos da la posibilidad de cargar nuestro propio glosario para revisar que se haya hecho la traducción sin cometer errores terminológicos y también cargar nuestras checklists para estar atentos a todo tipo de errores de traducción en un proyecto.

También podemos realizar informes de los errores detectados y dirigirnos directamente al segmento que tiene problemas con un clic del mouse.

1. Mozilla Firefox

Los navegadores de Internet son los programas más importantes en nuestras computadoras. No hay discusión en esto. No existe otro software que usemos más tiempo, por eso es que la elección del navegador es clave para nuestra tarea laboral diaria. Como ya lo he dicho anteriormente, para mí, Mozilla Firefox es el mejor navegador de todos. Tiene todo lo que puedo querer de un navegador: velocidad, gran variedad de complementos y un diseño ágil que me permite cumplir con mis tareas con gran practicidad.

Si bien Google Chrome es el líder del mercado seguido por el nefasto Internet Explorer y el Firefox se ubica en el tercer puesto, la versión número 13 del zorrito no hace más que reafirmar mi decisión de colocarlo como la herramienta más importante para mi tarea profesional. Les dejo algunos comentarios de otras cosas que tiene este programa para lograr convencerlos de que este es el mejor software gratis para traductores:

  • La versión 13 incorpora una nueva página de inicio que nos permite realizar búsquedas rápidas y acceder a las opciones más comunes del programa.
  • Otra novedad del Firefox 13 es un acceso directo a los enlaces más visitados que se abren automáticamente —y se pueden personalizar— al crear una solapa nueva (característica totalmente nueva en este software que fue originalmente creada por el Opera).
  • Una de las principales virtudes del querido Firefox es su herramienta de búsqueda. Como en la mayoría de los navegadores, al lado de la caja de direcciones tenemos una caja de búsqueda que nos permite encontrar palabras clave en diferentes sitios sin tener la necesidad de ingresar primero a ellos.
    Esta herramienta está disponible en otros navegadores, pero ninguno tiene tantas opciones habilitadas como el Firefox. Por otra parte, puedo agregar el complemento Add to Search Bar que me incorpora al menú contextual del Firefox un botón que dice Agregar a la barra de búsqueda que nos permite agregar sitios web a la caja de búsquedas de Firefox. ¿Cómo lo usamos? Simplemente, hacemos clic con el botón secundario en la caja de búsqueda de nuestro sitio preferido y lo agregamos al listado que aparece en el Firefox. En la captura de pantalla que aparece arriba, se ve cómo agregué el DPD de la RAE y los sitios ProZ, Unterm e Iate, entre otros.
  • Como siempre, cabe mencionar que la enorme cantidad de complementos disponibles que son la base principal del por qué este es el mejor navegador de todos (clic aquí para ver más información sobre este tema).
  • Por último, un tema muy importante (del cual me enteré hace poco) es el del seguimiento que hacen las empresas a nuestras navegaciones. Google es famoso por leernos los correos de Gmail para mandarnos publicidad. Lo mismo hace con su navegador. Cada vez que navegamos con el Google Chrome, varias páginas nos empiezan a seguir con el objetivo de obtener un perfil nuestro para luego enviarnos publicidad (aquí un video muy cortito e interesante sobre el tema). Con Firefox, podemos configurar la privacidad para decirles a los sitios web que no nos rastreen y así garantizarnos la privacidad.

Con mi querido y adorado Mozilla Firefox termino este conteo. Espero que les sirva para conocer cosas nuevas y espero ansioso sus comentarios para saber qué software gratis no consideré en este listado y les parece que debería ser incluido.

Damián Santilli

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Mi top 10 de sitios web para traductores

[Tiempo estimado de lectura: 4.35 min]

Hace unas semanas, di una charla sobre recursos tecnológicos para traductores recién iniciados en el Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires y, como suelo hacerlo en este tipo de charlas, presenté un listado bastante generoso de sitios web.

En un determinado momento, uno de los asistentes me preguntó: «Pero de todos estos sitios ¿cuál usás?» La pregunta me sorprendió porque era la primera vez que me la hacían y me hizo dar cuenta de que uso absolutamente todos. Obviamente, algunos sitios los utilizo con mayor frecuencia y otros solo para determinadas ocasiones, pero lo cierto es que, como profesionales de la traducción y amigos de la tecnología, nunca deberíamos dejar de buscar nuevos sitios web.

Pero más allá de esto, la pregunta me hizo pensar en cuáles son mis sitios favoritos y eso motivó este top 10 que voy a presentar más abajo. Espero comentarios sobre el ranking y, si tienen ganas, sería genial que puedan compartir algunos de los sitios web a los que más cariño les tengan.

10. ProZ.com term search

Se podrán decir muchísimas cosas sobre el sitio web de ProZ, pero nadie puede negar que la opción de búsqueda y consulta terminológica es realmente excelente. Claro, está alimentada por la comunidad, por el valioso aporte de los colegas que siempre están ahí para resolvernos las dudas, a toda hora. Pero el sistema que tiene el sitio para otorgar puntajes a los que responden nos permite saber con certeza si esa persona está calificada para hacerlo, cosa que no suele pasar en otros foros o listas de traducción.

Para todo tipo de trabajos, sin dudas, este es uno de mis sitios web de cabecera para buscar términos antes de pasar por Google.

9. Sciweavers: i2OCR

En una de las entradas anteriores del blog, ya les presenté el i2OCR. Se trata de una herramienta OCR en nube que nos permite subir imágenes y extraer directamente el texto. Aparece en mi ranking de sitios web favoritos porque me ha salvado de más de un apuro, sobre todo a la hora de cotizar páginas web en las que el texto está en Flash o en imágenes. Además, es una herramienta supersencilla para este trabajo de extracción de texto de imágenes, por lo que la cantidad de situaciones en las que nos puede ser útil es bastante grande.

8. OneLook

Si bien OneLook puede llegar a ser una página web para principiantes, por así decirlo, no podemos negar que es muy útil. Se trata de un buscador de términos en todos los diccionarios que estén disponibles en la Web. Nos permite buscar definiciones y también traducciones. Está en mi listado porque gracias a este sitio he conocido una gran cantidad de diccionarios en línea que ni siquiera sabía que existían.

7. Urban Dictionary

Si no lo es, este debería ser el sitio web favorito de todos los traductores audiovisuales que suelen trabajar con material de los Estados Unidos. En mi caso, como suelo hacer muchas cosas para MTV, esta página está siempre abierta mientras estoy subtitulando. Urban Dictionary es un diccionario de definiciones de términos del slang armado por la comunidad. Si hoy se inventa un término o una frase, mañana aparece en Urban Dictionary y, si bien algunas de las definiciones de los usuarios pueden no ser muy académicas, eso no le quita méritos a este excelente sitio.

6. Stilus

Como el corrector ortográfico y gramatical de Microsoft Word no es para nada útil, tenemos la suerte de que existan sitios web como Stilus. Esta fabulosa página nos permite subir un texto o un documento (en español, inglés o francés) y obtener una corrección ortográfica, gramatical y estilística. Para los textos en español, la revisión del documento que carguemos se hace con los diccionarios de la Real Academia Española y algunos de los manuales de José Martínez de Sousa. Como novedad, hace poco incluyeron también la Ortografía nueva de la RAE, por lo que su funcionamiento está completamente actualizado. No hay dudas de que esta página se merece un lugar en mi top 10 y en el de todos los traductores preocupados por la ortografía.

5. Twitter

No hay mucho para decir sobre Twitter, solo explicar por qué es uno de mis sitios web favoritos y qué tiene que ver con los traductores. Twitter, a diferencia de Facebook, puede llegar a ser, además de una red social para perder valioso tiempo de productividad, un espacio para conocer otros colegas de todas partes del mundo y poder ver qué comparten. Esto la convierte en una red social de acceso interminable a información sobre traducción. Así que, además de descargarnos con exnovios/as —según corresponda—, podemos seguir a muchos traductores que se la pasan compartiendo enlaces muy interesantes que nos pueden ayudar a conocer más a fondo nuestro universo laboral y a seguir creciendo como profesionales.

4. Interactive Terminology of Europe

La página de terminología de la Unión Europea es excelente porque cuenta con una enorme cantidad de términos en su archivo y, lo bueno de esto, es que están todos validados. Nos guste o no, si encontramos un término en esta web en el área en la que estemos traduciendo, ese término es el que va. Sin dudas, un gran recurso.

3. Zamzar

Ingresando en el podio de mis sitios web de traducción favoritos, aparece el glorioso Zamzar, del cual ya hablé en otra entrada de este blog. «¿Alguna vez quisiste convertir archivos sin tener la necesidad de descargarte un software?» es la pregunta que nos recibe en esta página. Y la verdad es que todos respondemos: «¡Claro que sí!»

Zamzar nos convierte imágenes, audio, texto y muchos otros formatos más. Solo tenemos que subir el archivo que queremos convertir, indicarle a qué formato lo vamos a pasar (por ejemplo, de PDF a Word, o de imagen a PDF, o de DOC a DOCX), colocar una dirección de correo electrónico para que nos envíe el enlace y listo. En apenas unos minutos, recibiremos un correo para descargarnos el archivo convertido. Puesto número 3 altamente merecido.

2. Sapiensman. Technical English-Spanish Vocabulary

Les voy a ser sincero, en este glosario técnico en línea, llegar al término que estamos buscando es un tremendo dolor de cabeza. No obstante, puedo perder 5 minutos para encontrar un término como «cracker» y no me importa. Sé que cuando llegue a la «cr» voy a dar con la palabra que estoy buscando.

A mi entender, este es uno de los mejores glosarios técnicos en línea, si no el mejor, pero no cuenta con caja de búsqueda. Debemos hacer clic en la letra y luego ir avanzando páginas hasta llegar a la palabra que buscamos. Y aunque esto parezca supertedioso, vale la pena hacerlo porque tiene una gran cantidad de definiciones técnicas completamente confiables, especialmente para el campo de mecánica e ingeniería, que son dos de mis áreas de especialización y que, por eso, hacen que este sitio esté en el puesto número 2 de mi top 10.

UPDATE: Acaba de escribirme mi gran amigo Matías Desalvo para darme un tip sobre este diccionario. Con el ejemplo que puse más arriba, podemos buscar en Google de la siguiente manera:

“cracker” inurl:http://www.sapiensman.com/ESDictionary/c

Al poner el término y la letra al final, Google nos manda directamente a la página donde está el término.

1. Real Academia Española

¿La página de la Real Academia Española en el puesto número 1? Bueno, es que en más de una ocasión me he dado cuenta de que este es el sitio web que más visito. Pienso que constantemente deberíamos tener dudas con el uso de determinadas palabras y —a riesgo de sonar muy ñoño— la posibilidad de consultar el DRAE y el DPD hacen de esta mi página favorita.

No solo del inglés y de la tecnología se vive. El idioma español es una de mis grandes pasiones y por eso este listado personal termina con la querida RAE.

Mención aparte para Fundéu aquí, que tiene un sitio web maravilloso y responde consultas y da consejos por Twitter que son realmente útiles no como los de otros usuarios que se han vuelto famosos últimamente por recomendar ochenta veces las cosas más sencillas de aprender de nuestro idioma. En fin, hay para todo y para todos.

@D_Santilli

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

¿Cuál es el navegador de Internet más rápido?

[Tiempo estimado de lectura: 2.53 min]

Cada vez más, los navegadores de Internet se están convirtiendo en el software más importante dentro de nuestra computadora, especialmente para los profesionales de la lengua que pasamos tanto tiempo navegando por cientos y cientos de páginas.

Ahora bien, muy pocos de nosotros realmente nos ponemos a pensar si tomamos conscientemente la decisión de cuál es el navegador que tenemos como predeterminado. Y, cuando tenemos algún motivo particular para elegir un software por sobre otro, ese motivo no suele ser decisivo a la hora de mejorar nuestro rendimiento de búsquedas.

LifeHacker publicó este martes su última prueba de velocidades de navegadores y, por este motivo, vamos a desmenuzar más abajo los resultados entre los más usados del mercado para poder tener un poquito más de conciencia a la hora de elegir cuál usar.

Arranque en frío

El arranque en frío es el tiempo que demora el navegador en abrirse por primera vez luego de reiniciar o encender la computadora. En esta categoría, el ganador es el Google Chrome ya que demora un poquito menos de tres segundos, en relación con Internet Explorer que demora apenas por encima de los tres segundos. Luego viene el Opera y, en último lugar, el Mozilla Firefox, que demora un segundo más que el Chrome.

Obviamente, las pruebas se hacen con las versiones más livianas de los navegadores; es decir, cuando apenas los instalamos. Firefox tiene la ventaja de tener muchísimos complementos para cargarle, pero cuantos más tengamos instalados, más tiempo demorará en iniciarse.

Carga de pestañas

Otra de las pruebas que realizaron fue la de abrir nueve pestañas en cada navegador y esperar que se carguen las páginas, con sitios web como Facebook. En esta categoría, el navegador Opera demoró solamente 6 segundos contra 17 segundos del Firefox y del Internet Explorer para la misma acción. El Chrome quedó muy por detrás ya que demoró 22 segundos.

Carga de sitios web

La tercera prueba que realizaron estaba relacionada con cuánto tarda en cargar una página luego de que ya la hayamos visitado en una misma sesión de trabajo. Si bien la diferencia es de tan solo un segundo, Chrome volvió a ganar frente a Firefox, IE y Opera.

Esta prueba es más que interesante para nosotros ya que es muy común que, si bien navegamos por muchos lugares, visitemos con frecuencia los mismos sitios web mientras estamos trabajando en un proyecto de traducción.

Uso de memoria

En esta categoría, Firefox solía ser el gran perdedor. Hasta la versión 4, el Mozilla Firefox podía llegar a consumir hasta cuatro veces más recursos que programas bastante pesados como el SDL Trados. Pero en las últimas actualizaciones, los programadores de este software han decidido mantener su compromiso en lograr un navegador que use muy pocos recursos y lo están logrando de maravillas.

Según las pruebas de LifeHacker con nueve pestañas abiertas, Mozilla Firefox apenas llega a usar 200 MB de memoria, mientras que Chrome e Internet Explorer superan los 300 MB. Opera, que solía ser el eterno ganador en esta categoría, está muy cerca de los resultados de Mozilla, pero sigue consumiendo un poco más de recursos.

¿Cuál es el más rápido, entonces?

Además de las pruebas que mencioné antes, también se hicieron otras, por ejemplo, sobre el uso de memoria con cinco extensiones instaladas (gana Firefox) o sobre el uso de JavaScript (gana Chrome). Con esos resultados, se estableció un sistema de puntuación para determinar cuál de los navegadores es el más rápido. El resultado es este:

1. Google Chrome: 69 %

2. Mozilla Firefox y Opera: 63,2 %

3. Internet Explorer: 48 %

Es la primera vez en mucho tiempo que Chrome gana esta competencia, pero, según explican los expertos de LifeHacker, el resultado está íntegramente ligado al hecho de que han mejorado la carga de sitios web que ya han sido navegados anteriormente.

En resumen, cada navegador tiene sus ventajas y desventajas. Chrome es muy lento para cargar sesiones anteriores o un grupo de marcadores, pero es muy rápido para cargar una dirección que ya teníamos en la barra de direcciones. Firefox, por su parte, mejoró ampliamente el uso de memoria y Opera carga rapidísimo varias pestañas al mismo tiempo. Lo importante es que esta competencia feroz entre los navegadores hace que mejoren ampliamente con cada versión nueva.

¿Y cuál es el mejor?

Es muy difícil decir que un navegador es mejor que otro porque, como sucede con otros tipos de programas, a menudo uno toma la decisión basándose en lo que más le gusta. Mi elección es Firefox justamente por la cantidad de opciones que tiene para agregarle mejoras que faciliten la tarea de trabajar en Internet. Pero es innegable que Chrome es rapidísimo, al igual que Opera. Entonces, quizás es conveniente tener varias opciones y usar la que creamos más conveniente según cada situación.

En mi caso, si estoy muy apurado con una entrega, sin dudas, usaré el Chrome para navegar ya que mi Firefox está supercargado de extensiones y, a veces, se vuelve un poquito lento. De todas maneras, casi todo el tiempo, navego con el programa de Mozilla que hace ya bastante es mi elección predilecta.

@D_Santilli

Artículo de referencia: «Browser Speed Tests: Chrome 17, Firefox 10, Internet Explorer 9, and Opera 11.61»

 

Etiquetas: , , , ,

Creación en línea de CV y portales personales

[Fecha de publicación original: 16 de marzo de 2010 en http://decodels.wordpress.com%5D

Bookmark and Share

Si bien algunos creen que la idea del CV se ha vuelto un tanto obsoleta, este sigue siendo nuestra carta de presentación en el ámbito nacional e internacional. En esta nota, vamos a ver tres sitios web que nos permiten crear nuestro CV (en inglés) y también un portal personal en Internet mediante el cual podremos derivar a todos los usuarios hacia las redes sociales en las que participamos (en especial, a aquellas que tienen nuestra información profesional).

Jobspice


El primero de los sitios que vamos a mencionar en este artículo nos permite, sencillamente, crear un CV en línea. ¿Qué tiene esto de interesante? Para los que no somos nativos (y no conocemos, en su totalidad, la cultura laboral de los países a los que nos interesa enviarno nuestros datos), este sitio nos puede servir para informarnos de cuál es la información que, en general, deben llevar los CV que se envían para el resto del mundo. Esta web nos permite crear una cuenta y nos va guiando a lo largo de todo el proceso de carga de datos personales para el CV.

Una vez cargados todos los datos, JobSpice nos permite generar un archivo en PDF, imprimir el CV o bien compartirlo directamente en cualquier red social. Otro punto a favor: tiene varios estilos de CV, lo que hace que el resultado final sea muy profesional.

Worky

Si nos ponemos a buscar en Internet, vamos a encontrar muchísimas redes sociales del estilo LinkedIn o Xing, lo que a veces hace que resulte un poco tedioso tener que actualizar todos nuestros datos en distintas webs. No obstante, creo que lo mejor que podemos hacer para no tener nuestro perfil en varias redes, pero desactualizado, es concentrarse en sólo algunas redes. Las dos que mencionamos antes son una buena opción, pero la que presentamos en esta parte del artículo también es una buena opción. Veamos.

Worky funciona de forma muy parecida a LinkedIn y a Xing, pero con el agregado de que nos permite crear un CV con toda la información que le incorporemos a nuestro perfil. Es decir, a diferencia de JobSpice, aquí no creamos un CV per sé, sino que cargamos todos nuestros datos como en cualquier red social y, con eso, Worky nos crea un CV muy profesional (con una pequeña marca de que lo creamos en su sitio web, que, para los que se dan maña con la compu, no debería de ser muy difícil de eliminar).

Un punto a favor muy destacable de Worky es su excelente posicionamiento en Google ya que al poco tiempo de crear nuestro perfil (personal o de empresa) ya lo podemos encontrar, en general, entre los primeros 10 ó 20 resultados del buscador. Esto puede ser muy útil si tenemos un sitio web corporativo recién estrenado y queremos lograr que su nombre empiece a rotar por la Web.

Flavors.me


Este sitio web es el “epicentro” de nuestra vida online. La idea es que nos sirva de portal personal y como punto de partida para nosotros, y para todos los demás, hacia nuestros perfiles a lo largo de la Web. La idea es que diseñemos una página elegante y divertida (o seria), y que coloquemos un vínculo hacia todas las redes sociales (o páginas web) en las que aparezca nuestro nombre. Así, no nos perdemos entrando a diversas páginas web y podemos derivar a todo el mundo hacia todos nuestros perfiles con una sola dirección web.

DS

 

Etiquetas: , , , , , , ,

¿Por qué un blog? ¿De qué? ¿Y quién soy?

Sin dudas, con todos los cambios tecnológicos que se están dando y la gran cantidad de posibilidades de comunicación, el blog (uno de los primeros medios de comunicación de la Web 2.0) parece ser un método relegado. Ciertamente, la mayoría de las personas y empresas hacen su apuesta a las redes sociales, los podcasts, los celulares y demás. No obstante, es también cierto que todavía hay muchísimas personas que confían y apuestan todo a los blogs, y eso es lo que me anima, en este 2011 que se inicia, a comenzar lo que, finalmente, podría ser la conclusión de un proyecto que hace mucho tiempo quiero llevar adelante.

Creo que las preguntas que siguen (¿de qué? ¿y quién soy?) van de la mano porque se podrían contestar mutuamente. Sin dudas, el «quién soy» responde al «de qué voy a hablar» y ya van a ver que todos los temas que trate también mostrarán todos mis intereses ya que no tengo la capacidad (aunque muchos sí) de hablar de lo que no me interesa.

Para no aburrirlos, supongamos que este es mi perfil de Twitter, así que básicamente les puedo decir que soy Damián Santilli, de Buenos Aires, Argentina, traductor público de inglés (Universidad de Morón), corrector internacional de textos en lengua española (Fundación Litterae-Fundéu) y adicto a la informática desde que tengo uso de razón. De ahí, el «Tradugeek». (El perfil de Twitter también dice que soy adicto a Fiona Apple y a 30 Rock, pero eso es otra historia).

Desde la época del «Carmen San Diego» que soy un geek informático. Es decir, desde antes de que ser «geek» estuviese de moda. Y, hoy en día, estoy muy contento de haber podido unir mi pasión de toda la vida con la profesión que amo, la traducción. Y, dentro de la traducción, también encontré la forma de unir mi otra pasión, el cine, con este mundo ya que mi especialización es la subtitulación.

Así que, ahí lo tienen. En resumen, informática aplicada a la traducción y cosas interesantes que encuentre para decir sobre la subtitulación, especialmente en Argentina.

Que les sea leve.

Damián Santilli